UN ESPACIO DE CONFORT EN LA MONTAÑA

 


El cliente nos manifestó desde el principio su interés por crear una integración con el entorno tanto en el interior como el exterior, ya que esta fue construida en la montaña respetando el ambiente sobre la cual fue edificada, sus rocas gigantes y árboles dieron vida al interior de esta residencia.

Ubicada en el puerto de acapulco donde el ambiente natural envuelve una compleja y espectacular obra arquitectónica en la que el cliente busca dar a su familia y sus invitados una sensación de paz y tranquilidad pero a la vez un enfoque elegante y original que proyecte una personalidad vanguardista. La armonía y el equilibrio que se lograron con la línea CARLOS DE ANDA provino de una fusión entre los elementos propios del entorno, la integración del color proyectado a través de la iluminación y un concepto que propone un aspecto integral..

El proyecto define varios aspectos que en su conjunto comparten un sueño en el que la idea del propietario, la experiencia del interiorista, y la expresión del los artistas Carlos de Anda Villalobos y Enrique de Anda Giner complementan lo que definimos como “originalidad belleza y confort”.